HISTORIA

historia

237 Conferencias de adultos y jóvenes, con más de cerca de 2.400 socios que atienden en la actualidad más de 9.000 beneficiarios directos en 41 obras de educación, cuidado de personas mayores y niños, son el fruto del primer impulso dado por monseñor José Joaquín Larraín Gandarillas y el padre José Hipólito Salas en 1854. Sus palabras y aliento fueron el estímulo para que prendieran fuerte en nuestro país las enseñanzas y obras de Federico Ozanam.

50 católicos se comprometieron el 30 de abril de 1854 en la Capilla de San Ignacio de Loyola de la Iglesia de la Compañía de Jesús en Santiago. Desde el comienzo la organización fue fundamental: la ciudad fue distribuida por manzanas entre los 50 socios, para que hicieran sus visitas de caridad.

El desarrollo de la Sociedad de San Vicente de Paul en Chile, a solo 20 años de la fundación de ésta en Francia, fue explosivo. Tras un año de funcionamiento, ya podía exhibir su primera obra: la Casa de Talleres San Vicente de Paul, fundada el 28 de octubre de 1855, hoy Escuela Industrial San Vicente de Paul. Esta es la escuela técnica profesional más antigua del país, que hasta hoy sigue entregando una formación cristiana de excelencia a niños y jóvenes de escasos recursos, a través del aprendizaje de un oficio asociado a la construcción.

historia3Un año más tarde, el número de socios había aumentado y se hizo necesario dividirlos en dos conferencias: “San Lázaro” y “La Estampa”.

En 1857 las necesidades superaban a lo que podían aportar los socios, por lo que se acordó apelar a la generosidad de las personas que caminaban por las calles del centro de Santiago.

La magnitud de la obra realizada trajo el reconocimiento de París en 1861, Centro Mundial de la SSVP. En 1864 se formó en Santiago un Consejo Particular, regido por el Reglamento General de la Sociedad en el mundo. La directiva se volvió esencialmente laica.

Poco a poco fueron surgiendo Conferencias en otras ciudades importantes: Concepción, Valparaíso, Temuco, Osorno, Arica, Iquique y Coquimbo. A través de las redes de parentesco y del apoyo de las parroquias locales se fue extendiendo la cantidad de socios.

En 1870 fue necesario constituir el Consejo Superior para coordinar y congregar a las conferencias de todo Chile.

Las mujeres ingresaron a la SSVP en 1890, año en que se fundó la primera Conferencia femenina en Santiago, en la Parroquia de San Lázaro.

historia2Contando ya con el reconocimiento de la sociedad chilena, el 30 de agosto de 1912 la SSVP obtuvo su personería jurídica, por Decreto Supremo Nº 2.550 del Ministerio de Justicia.

En 1920 las Conferencias en Chile habían aumentado de 16 a 92, con más de 700 socios.

Generosos y destacados hombres lideraron la historia inicial de la SSVP en Chile. San Alberto Hurtado Cruchaga, antes de ingresar a la Compañía de Jesús, marcó a la Sociedad entre 1920 y 1923, años en que se desempeñó como Secretario del Consejo Superior.

En ese período se desarrollaron importantes obras de caridad, entre las que destacan el Patronato Santa Filomena, el Patronato de San Isidro y el Patronado de los Sagrados Corazones. En 1935 nace la Escuela Agrícola, bajo el alero de la Casa de Talleres de San Vicente de Paul. Luego de sus primeros años en Tobalaba, finalmente se trasladó al Fundo Quimávida de Doñihue, en la VI Región, donde cada año egresan cerca de 40 jóvenes con su educación media y un título técnico profesional agrícola.

En 1994 ya son 52 las Conferencias que atienden a más de 2.400 familias en todo Chile.

El 2014 la SSVP celebra 160 fructíferos años en Chile, y se sigue proyectando hacia el futuro como una de las instituciones de caridad más importantes del país.