SANTUARIO

Santuario Federico Ozanam

El Santuario Federico Ozanam está ubicado en Dublé Almeyda #4795, Ñuñoa, Santiago de Chile. Abierto de lunes a domingo de 9.00 a 18.00 hrs.

 

El Santuario Federico Ozanam es un lugar de encuentro para quienes deseen tener un momento de oración y solicitar la intercesión del Beato Federico Ozanam, fundador de la Sociedad de San Vicente de Paul.

Es también una instancia donde se recopilan las informaciones de América del Sur para el proceso de canonización de Federico Ozanam, en el que solo falta ratificar un milagro para poder concretar la santificación.

Si a usted le ha sido concedido un favor y cuenta con los antecedentes que puedan acreditarlo como milagro, puede contactarse escribiendo a contacto@ssvp.cl o enviar documentación a la Oficina Central de la Sociedad de San Vicente de Paul, Dublé Almeyda 4795, Ñuñoa, Santiago de Chile. Teléfono 562 25667700

Historia del Santuario

El Santuario Nacional Federico Ozanam se bendijo el viernes 10 de agosto de 2012, con la presencia del Presidente Internacional de la Confederación de la Sociedad de San Vicente de Paul, Michael Thio.

La bendición se realizó 15 años después de la beatificación de Federico Ozanam (por el Papa Juan Pablo II, el 22 de agosto de 1997), y estuvieron presentes el Consejo Superior de la SSVP; la familia Vicentina y los colaboradores y trabajadores de la fundación.

La Eucaristía fue presidida por el padre Eduardo Howard. Concelebraron los padres Mario Villar y Fernando Macías, de la Congregación de la Misión, y Juan Quintanilla, capellán del Colegio Ozanam.

santuario3

Oración para la canonización del beato Federico Ozanam

Frederic_OzanamSeñor,

Has hecho del Beato Federico Ozanam un testigo del Evangelio, maravillado con el misterio de la Iglesia.

Has inspirado su lucha contra la miseria y la injusticia y le has dotado de una incansable generosidad al servicio de cualquier hombre que sufre.

En familia, se reveló hijo, hermano, esposo y padre de excepción.

En el mundo, su ardiente pasión por la verdad iluminó su pensamiento, su enseñanza y sus escritos.

A nuestra Sociedad, que concibió como una red universal de caridad, insufló el espíritu de amor, audacia e humildad heredado de San Vicente de Paúl.

En cada uno de sus aspectos de su breve existencia, aparece su visión profética de la sociedad tanto como la evidencia de sus virtudes.

Por estas múltiples dotes, te damos gracias Señor y solicitamos -si tal es tu voluntad- la gracia de un milagro, por la intercesión del Beato Federico Ozanam (pídase…)

¡Que la Iglesia proclame su santidad, tan providencial para los tiempos presentes!

Te lo rogamos por nuestro Señor Jesucristo,

Amén.

Padrenuestro, Ave María y Gloria.