Avanza proceso de canonización de Federico Ozanam en el Vaticano

  • Desde el Vaticano ya se encuentran analizando por parte de médicos y especialistas, las pruebas de un segundo posible milagro de Federico Ozanam.

 “El proceso está en una fase muy avanzada de análisis por parte de médicos y especialistas del Vaticano, en relación con un segundo posible milagro atribuido a nuestro querido Antonio-Federico”. Con estas palabras el padre Guiseppe Guerra, postulador de la causa de canonización del beato Federico Ozanam ante la Congregación para la Causa de los Santos en Roma, se refirió al estado actual del proceso que se está llevando en la Santa Sede.

En una visita realizada en octubre a la sede del Consejo General Internacional de la Sociedad San Vicente de Paul en París, Francia, el sacerdote se mostró confiado del proceso y llamó a tener fe y esperanza para que la canonización llegue a realizarse. “Tengo mucha esperanza. Hay que seguir rezando y pidiendo a Dios que se consiga esta gracia”, dijo el padre Guerra.

Todos invitados a apoyar esta causa

Como una forma de hacer partícipe a toda la comunidad vicentina mundial de este proceso, el Consejo General Internacional de la SSVP lanzó una campaña de ayuno el día 23 de cada mes, participación que según los preceptos de la Santa Iglesia, debe ser con discreción y de acuerdo con las costumbres de cada país.

“En el día 23 de abril, conmemoramos dos fechas centrales para la Sociedad de San Vicente de Paul: el nacimiento del Beato Antonio-Federico Ozanam (1813) y la creación de la primera “Conferencia de Caridad” (1833). Es, por tanto, un día muy especial para todos nosotros, por lo que con este ayuno podremos conmemorar estas obras”, comentó el Presidente General de SSVP, Renato Lima de Oliveira. 

“El ayuno, la oración y la caridad son medios que nos ayudan en el proceso de conversión. Por lo tanto, al mismo tiempo que pedimos a Dios por Ozanam, también nos estamos purificando a nosotros mismos. Debemos ofrecer este ayuno a Dios, rezando por la pronta canonización de Ozanam. Ese es el noble propósito de este ayuno sugerido por el Presidente General”, explicó el Padre Andrés Motto, asesor espiritual del Consejo General Internacional.