COVID-19 | Reporte actualizado

Entregamos un reporte actualizado sobre la situación de nuestra Red de Hogares en la crisis sanitaria por Covid-19.

Dos de nuestros dieciséis hogares han presentado casos confirmados. En la residencia Amor de Dios, ubicada en Ñuñoa, hay siete residentes afectados, mientras que en la residencia de la Santa Cruz, de la misma comuna, existen dos casos. Esto da un total de nueve contagios confirmados en nuestra red que atiende a cerca de 900 adultos mayores.

Gracias a la colaboración de Senama y la Asociación Chilena de Seguridad, el lunes 25 de mayo se tomará el examen PCR a todas las personas mayores en la residencia Amor de Dios, con el objetivo de identificar posibles casos positivos asintomáticos e iniciar las acciones correspondientes de acuerdo a nuestros protocolos.

Aproximadamente un 10% de nuestro personal se encuentra alejado de sus funciones, ya sea por cuarentena preventiva o contagio confirmado. En la totalidad de nuestros hogares de la Región Metropolitana y en Iquique ya se ha tomado el examen PCR a todos los trabajadores.

Cada caso confirmado ha sido reportado en forma inmediata al servicio de salud correspondiente, además de las autoridades (Seremi de Salud y Senama) con el objeto de mantener un constante seguimiento y coordinación.

Ante cualquier sospecha de contagio o resultado positivo de algún trabajador se activa un importante operativo de seguridad en ese establecimiento, con el alejamiento del colaborador y la aplicación del protocolo Covid-19 en la atención de todos los adultos mayores que hayan sido atendidos por éste. Actualmente cerca de un 15% de nuestros residentes se encuentra bajo estas medidas adicionales de precaución.

Éstas se suman a los protocolos preventivos del plan de Acción Covid-19 de nuestra red de hogares, que se encuentra en ejecución desde el inicio de la crisis sanitaria e incluye estrictas medidas de higiene personal, aseo y desinfección, control diario del estado de salud del personal en su ingreso y salida del hogar, uso de elementos de protección personal, aumento de chequeos médicos de los residentes, distanciamiento social y sectorización de los adultos mayores y el personal, entre otras.

Mantenemos nuestro compromiso de trabajar con vocación y rigor para cuidar la salud de cada uno de nuestros residentes y colaboradores.

Nos encomendamos al Señor, pidiendo que nos dé fuerza y nos proteja.