Conferencias de la región de Valparaíso, vehículos del amor de Dios

conferencia V región

Una vez más los vicentinos de la V región dieron cuenta, durante su Asamblea anual, del enorme impacto que causan a los más necesitados de sus comunidades a través de las acciones de caridad que dirigen. A sus 89 años Úrsula Aros, Presidenta de la Conferencia “San Vicente de Paul” de Valparaíso, se mantiene vital y entusiasta. Asegura que esta energía es provocada porque tiene la certeza que aún tiene mucho por entregar a los más necesitados de su puerto querido. Es una convencida de que el sello vicentino se le ha impregnado a ella y a sus compañeras de Conferencia con mucha fuerza y que este se ha trasformado en una huella indeleble que las identifica y las moviliza.

Ayudan mensualmente a 24 familias porteñas de escasos recursos, entregándoles alimentos no perecibles. Además brindan su compañía y alimento espiritual a estas personas cumpliendo algunos de los roles fundamentales de las Conferencias como es el de estrechar los lazos de amistad cristiana y el de la evangelización. “Me gusta entregar amor a las personas. Me alegra entregarles mercaderías y ver sus caras de felicidad cuando lo hacemos. Esto lo hacemos porque siempre hay muchas personas que necesitan ayuda. También rezamos mucho con ellos e incluso hemos hecho amistad. Fíjese, que incluso la hija de una familia no estaba bautizada y logramos que cumpliera con este sacramento y yo fui su madrina”.

Agrega que esta labor es gratificante y las revitaliza, que es una misión que cumplen con alegría y que la viven como una ofrenda para Dios. Dice que en cada una de las visitas las familias se muestran agradecidas por los alimentos entregados y en este sentido siempre les recuerda que ellas son solo un vehículo del amor de Dios.

Patricia Asenjo, Presidenta de la Conferencia San Vicente de Paul de Quilpué, cuenta que ha sido muy grato liderar la agrupación que realiza una labor encomiable ofreciendo almuerzo cuatro días a las semana a alrededor de 30 personas en situación de calle y adultos mayores del Centro de Día Nuestra Señora del Rosario de Quilpué.

Al igual que Úrsula, tiene la convicción de que la labor que cumplen es inspirado por el carisma vicentino y guiado por Dios. “Preparamos y entregamos 120 almuerzo semanales a estas personas. La verdad es que la precariedad en la que viven diariamente te conmueve y motiva a la vez para tratar de aportar al menos con un granito de arena”.

Dice que no hay nada como preparar una comida con amor y entregárselo a las personas que más lo necesitan. “Nosotros transmitimos ese amor, que es de cada uno pero también de Dios, a cada una de las personas que nos visitan. La verdad es que es un momento donde se comparte la alegría de hacer el bien. Oramos y agradecemos la alegría de estar juntos. Es una hermosa labor en la que todos nos beneficiamos”.

Compartir la caridad

Con gran satisfacción y alegría por los logros obtenidos durante el último año, se desarrolló la Asamblea de Conferencias de la V región el viernes 23 de agosto. Alrededor de 30 vicentinos de las Conferencias “Nuestra Señora del Rosario”, de Quilpué, “Espíritu Santo” de San Felipe, “de la Caridad”, “San Vicente de Paul”, “Nuestra Señora de Lourdes” y “Nuestra Señora de Andacollo”, de Valparaíso, y “San Vicente de Paul” de la Vivienda Tutelada Fernando Vives de San Felipe, además de las anfitrionas de la Conferencia “San Vicente de Paul” de Llolleo, dieron cuenta de las diversas actividades que realizan para entregar una mejor calidad de vida a los más necesitados de la región.

La jornada comenzó con una misa centrada en agradecer el legado de San Vicente de Paul en el mundo.

A continuación Eugenio Zegers, Director Nacional de Conferencias, dirigió una reflexión sobre la importancia de la fe. “Una sociedad sin fe es una que no puede surgir, ni crecer ni desarrollarse. Por esto tenemos que fortalecer nuestra fe y ayudar con ella a renovar la Iglesia”.

Como es tradicional, esta fue una gran oportunidad para compartir las experiencias y las labores de caridad implementadas por cada una de las Conferencias durante el último año. En el encuentro reforzaron su compromiso de servicio a los necesitados.

La Asamblea finalizó con un buen momento para compartir en torno al almuerzo. Además, se disfrutó de un esquinazo protagonizado por el grupo folclórico “Las Orquídeas”.

Te invitamos a ver una selección con las mejores imágenes de esta Asamblea en nuestra galería de Facebook