Educación en pandemia, el desafío de la equidad

Debido a la crisis sanitaria, alrededor de 6400 estudiantes de la Red Educacional San Vicente de Paul se encuentran sin clases presenciales desde marzo. La educación a distancia se transformó en un desafío para seguir garantizando este derecho para todos. 

La abrupta suspensión de clases presenciales para todos los colegios del país obligó a cada establecimiento a generar rápidamente nuevas estrategias de enseñanza para que los estudiantes continúen aprendiendo desde sus casas. Pilar Illanes, Directora Académica de la Red Educacional San Vicente de Paul, afirma que debido a que la realidad de las familias de la red es diversa, adecuaron una estrategia de educación integral que asegura el acceso de los contenidos para toda la comunidad escolar.

Justamente éste ha sido uno de los principales desafíos. No obstante, la red se adaptó rápidamente a esta nueva realidad. El plan contempló una combinación del uso de las plataformas tecnológicas y la entrega quincenal de materiales didácticos, fichas y guías impresas en los colegios. “Desde que comenzó la suspensión de clases, más de un 70% de los estudiantes de nuestra red han podido sumarse al sistema de las clases en línea. El resto no tiene la posibilidad de conectarse virtualmente, por lo tanto, diseñamos una estrategia integral para que todos accedan a los recursos educativos”.

Julio Antipani, profesor de Filosofía y Coordinador del Área de Formación del colegio Federico Ozanam de Puerto Montt, cuenta que antes de la pandemia se pensaba que los jóvenes eran la generación más cercana a las nuevas tecnologías. Sin embargo, la emergencia sanitaria develó que muchos ni si quiera cuentan con acceso a internet. “Tuvimos que reflexionar y proponer alternativas para que los aprendizajes llegaran a todos los estudiantes. Se determinó entregar guías impresas para quienes no tuvieran la posibilidad de tener clases virtuales. Además los profesores hemos hecho acompañamiento telefónico, por whastapp y vía correo electrónico. No hemos dejado de tener contacto con ellos en lo académico, social, económico y emocional”.

Rescata como aspecto positivo de la pandemia que “ha sacado a relucir el compañerismo y colaboración de toda la comunidad. Ha revitalizado el espíritu que es tan propio de los vicentinos”.

Plataformas al servicio de la educación

Todos los esfuerzos de la red educacional se han centrado en lograr que no se produzcan brechas. Pilar reconoce que si bien la estrategia no solo se ha enfocado en el uso de las plataformas virtuales, desde la red se analizaron todas las alternativas para apoyar a las familias que no cuenten con recursos para acceder a las nuevas tecnologías. “Lo digital es una manera de conectar a los alumnos con los profesores en la medida de lo posible. No le estamos imponiendo un modelo de plataforma virtual ni a los profesores ni a los estudiantes, sino que la usamos en la medida que aporta. De todas formas se está buscando la manera de apoyar la conectividad de quienes no tienen o facilitarle algunas herramientas tecnológicas”.

Una de las principales herramientas digitales que se está utilizando es Classroom de la Suite de Google para Educación, la que permite gestionar un aula educativa en línea a través de cuentas de usuario habilitadas para profesores y estudiantes, única y exclusivamente para ese fin.

Estas permiten acceder a un correo electrónico, calendario, diversas aplicaciones para crear formularios, generar documentos, hojas de cálculo, presentaciones y participar en videollamadas, entre otros. Herramientas que les ayudan a desarrollar un trabajo colaborativo, seguro y con almacenamiento ilimitado en la nube.

Ha sido un período de enorme aprendizaje para las comunidades educativas, en el que destaca la enorme entrega de los profesores para adaptar contenidos, desarrollar nuevas habilidades y descubrir las ventajas de la tecnología para continuar apoyado a los estudiantes.

Agradecemos a toda nuestra comunidad escolar que ha dado su mayor esfuerzo para que el aprendizaje y la formación no se haya visto interrumpida. Continuamos trabajando con el mismo compromiso para facilitar el acceso a una educación de calidad para todos.