Hogar San José de Ancud, por una vida saludable

Con el objetivo de tener una vida más sana y alegre, 25 residentes del hogar San José de Ancud participarán en el Programa Elige Vivir Sano. Un gran cambio de vida tendrán durante este año 25 residentes del hogar San José, que acoge a personas con discapacidad mental severa en Ancud. Todos ellos serán beneficiados por el Programa Elige Vivir Sano del Ministerio de Salud, que promueve un estilo de vida saludable para prevenir factores de riesgo a través de la realización de un plan de ejercicios y consumo de alimentos nutritivos.

15 mujeres y 10 hombres fueron seleccionados para participar de esta iniciativa, que es coordinada por la municipalidad de Ancud y el Centro de Salud Familiar Cesfam Manuel Ferreira.

La primera etapa del proyecto comenzó en marzo, con una evaluación a las residentes realizada por kinesiólogos, profesores de educación física, sicólogos y nutricionistas. Tras los exámenes se seleccionó a 15 beneficiarias, quienes iniciaron un programa de ejercicios dirigidos y un completo plan de nutrición. “Es un trabajo muy serio porque a todas les midieron su índice de masa corporal, la presión arterial, se les hicieron varios exámenes médicos para identificar quiénes podían ser parte de este plan de intervención de salud”, explica Ximena Ortega, Directora del hogar San José.

“Para nosotros es un programa fundamental porque las incentiva a mejorar su movilidad y a tener una mejor calidad de vida. A ellas les gusta mucho participar, es un momento que esperan. Muy rápidamente lo integraron como parte de su rutina, y es además una actividad que les entrega mucha alegría”, agrega.

Las rutinas deportivas se realizan dos veces a la semana en el hogar. Guiadas por un profesor de educación física, las residentes desarrollan un plan de ejercicios orientados en fortalecer su sicomotricidad.

Además, quienes tienen la capacidad física de realizar ejercicios cardiovasculares asisten una vez a la semana a una clase de zumba en el Mercado Municipal, donde comparten con otras mujeres de la comunidad. Para ellas este es un momento especial de compartir con otros, en el que se sienten integradas a la sociedad. “Para nuestras residentes y el hogar es una gran oportunidad, porque uno de nuestros pilares es el fortalecimiento del vínculo con la comunidad”, afirma Ximena.

La Directora destaca que el programa no solo se ha centrado en incentivar el deporte, sino que también incluye una completa asesoría nutricional. “Nos da una gran tranquilidad porque profesionales nos orientan en las pautas y en el menú más adecuado para nuestros residentes. Estoy muy agradecida porque en esta zona la principal causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares. Con esto estamos trabajando como comunidad para resolver este problema de salud”.

En abril será el momento de los hombres. Este mes 10 residentes del hogar San José se integrarán a las actividades ya iniciadas por sus compañeras.