Hoy más que nunca
somos red de caridad

Bajo el lema “Seamos Testimonio de Esperanza” el Área de Formación de la Red Educacional San Vicente de Paul organizó una potente campaña solidaria para ayudar a las familias de la comunidad escolar que se han visto más afectadas durante la pandemia.

La emergencia sanitaria Covid-19 generó muchas necesidades en la comunidad escolar de nuestra Red Educacional. Numerosas familias están pasando duros momentos económicos, ya que han visto afectadas sus fuentes laborales. En muchos hogares hoy los recursos no alcanzan para lo esencial.

Preocupados por esta situación el Área de Formación de la Red Educacional San Vicente de Paul organizó, desde marzo, una campaña para ayudar a estas personas, estableciendo una potente red de caridad. Los encargados de formación junto a los profesores jefes y las áreas de convivencia escolar levantaron la información de las familias que requerían ayuda urgente. Además, se invitó a participar en este desafío a personas, organizaciones sociales y empresas, quienes acogieron el llamado solidario.

Emiliana Infante, Directora de Formación de la Red Educacional, explica que la iniciativa busca colaborar a través de la donación de cajas de alimentos no perecibles a las familias de los colegios que se encuentran en mayor necesidad. “La coordinación en los colegios ha sido maravillosa y la misma comunidad, familias y compañeros han aportado. El aprendizaje es que esto nos ha ayudado a sacar lo mejor de nosotros y hemos creado lazos y vínculos profundos”.

El apoyo de las redes ha sido fundamental para lograr el objetivo. Numerosas instituciones han querido participar, a las que agradecemos con todo el corazón.

  • La Parroquia María Madre de Misericordia donó más de 5 millones de pesos recaudados entre sus feligreses entre mayo y julio.
  • La Salmonera Captren entregó 60 cajas de alimentos al colegio Federico Ozanam de Puerto Montt.
  • La Fundación Arturo Irarrázaval, donó más de 17 millones de pesos para ayudar a 210 familias de la Escuela Industrial Talleres de San Vicente de Paul con canastas de alimentos. A este importante aporte agregó la donación de más de 14 millones de pesos para la compra de tablets y conexión de internet para el 50% de los estudiantes, con el fin de que continuaran su educación a distancia. También donaron 6 millones de pesos para arreglar los circuitos eléctricos de los talleres Técnico Profesional.
  • La fundación Amigos Unidos Chile donó 100 cajas de alimentos para los colegios San José de Renca y Manuel José Irarrázaval.
  • La ONG Map8 entregó 50 sacos de papas y 40 cajas de maní.
  • El Centro de Espiritualidad Santa María ha estado acompañando a 86 personas de nuestros colegios, apoderados, profesores y equipos directivos a través de una escucha amorosa.
  • La empresa Levi´s, ofreció 40 puestos de trabajo en sus tiendas de Santiago para que apoderados cesantes pudieran postular.
  • Seis personas apadrinaron hasta diciembre a 6 familias de los colegios Manuel José Irarrázaval y Escuela Industrial Talleres de San Vicente de Paul, entregándoles un aporte mensual de alimentos y ropa.

Por su parte, la Fundación San Vicente de Paul Chile entregó una donación de 676 cajas de alimentos que fueron distribuidas a las familias de los colegios San José de Renca, Manuel José Irarrázaval, Ozanam de Santiago, Federico Ozanam de Puerto Montt y San Vicente de Paul de Puerto Octay.

“Espero que este espíritu solidario se mantenga. Es un aprendizaje para Chile y para nuestra fundación. La amistad, la caridad y la evangelización se han visto reflejados en esta experiencia. Este mensaje de esperanza es el que hemos entregado a las familias”, concluye Emiliana.

Te invitamos a revisar un emotivo video con los testimonios de esta campaña solidaria: