La SSVP se expande hacia una nueva zona: las Islas Caimán (155º)

El Año Nuevo comienza con el estableciendo de la Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP) en una nueva zona en el planeta: las Islas Caimán. Con este hecho, la Sociedad está con presencia activa en 155 territorios y países por el mundo. Presidida por nuestra querida consocia Merle McGann, de la Parroquia de San Ignacio en George Town (capital), la Sociedad recibió la aprobación oficial del gobierno la semana pasada. Merle ya cuenta con un tesorero y un secretario, estando interesadas además varias otras personas en la afiliación. La Sociedad recibió las bendiciones del obispo Auturo Cepeda y del padre Suresh Rajaian.

Nuestra consocia Mary-Rose Knight (Coordinadora de América 1) y nuestro consocio Michael Nizankiewicz (Vicepresidente Territorial Internacional – América 1), del Consejo General Internacional (CGI), se reunieron en octubre pasado con la presidenta Merle y el padre Suresh para coordinar los planes dela nueva Conferencia , y para presentarle una copia de la Regla y de otros documentos de formación.

A finales de este mes, el sacerdote Suresh se ha comprometido a anunciar al final de las celebraciones el nacimiento de esta Conferencia para invitar a más miembros. La idea inicial de este nuevo grupo es hacer visitas domiciliarias a los pobres de la región de la parroquia, y asumir la responsabilidad del almacén de alimentos.

Las Islas Caimán son un archipiélago de la zona caribeña que pertenece al Reino Unido. Las Islas Caimán fueron descubiertas por Cristóbal Colón el 10 de mayo de 1503, durante su cuarto viaje a América. Hoy, las estadísticas muestran que el 15% de la población de ese territorio es católica.

“Estamos muy orgullosos de los grandes avances que el Proyecto SSVP Plus ha traído para la expansión de la SSVP por todo el mundo. Ya habíamos formado Conferencias en tres naciones (Chipre, Albania y Liberia), y ahora llegamos a las Islas Caimán, gracias al trabajo dedicado de nuestros líderes vicentinos, del apoyo fundamental de la Iglesia Católica y de la aprobación del gobierno local. Estamos muy contentos y agradecidos”, subrayó el Presidente General, nuestro consocio Renato Lima.