Mes del libro, celebrar el valor de la palabra

La Red Educacional San Vicente de Paul focalizó esta tradicional celebración como una instancia para fomentar la creatividad, la lectura y como una inspiración para canalizar las emociones en este tiempo de pandemia.

“Esta es un fecha importante para motivar a los estudiantes a que se vinculen con la lectura desde una manera íntima y personal, no solo intelectual o académica. En estos tiempos de pandemia nos motivó el lograr que la lectura se convierta en una ayuda emocional y una instancia de promoción de la salud mental. Los libros y la escritura nos conectan con el mundo de las emociones y lo imaginario, lo que se traduce en un apoyo fundamental en estos momentos”, afirma Cristian Arregui, Bibliotecario del Liceo Bicentenario Santa Teresa de los Andes de Puerto Aysén.

Abril es un mes de creatividad, imaginación, inspiración y del fomento de la lectoescritura para la red educacional. Tradicionalmente en todos los colegios se organizan numerosas actividades para acercar a los estudiantes al mundo literario. En la emergencia sanitaria los colegios adaptaron sus estrategias para darle continuidad a esta celebración tan importante. En forma presencial o virtual, en todos los colegios se vivieron días de verdadera fiesta, que contagiaron de color y alegría a nuestra comunidad escolar a través de diversas expresiones artísticas donde los alumnos fueron los protagonistas.

“Felicito a todos los organizadores porque se sacaron los zapatos. Este año hubo más y mejores actividades. Lo que valoro es que la mayoría de los colegios estaban en comunas en cuarentena y los esfuerzos se centraron en generar instancias remotas. Valoro que los profesores se esforzaran en darle un buen uso a las redes sociales, hubo mucha creatividad”, destaca Claudia Maureira, Asesora Pedagógica de la Red Educacional.

Agrega que otro eje fundamental de esta celebración fue resaltar la importancia del libro no solo desde la literatura como creación, también como productora de conocimiento en diversas áreas como las ciencias, la música, el arte y las matemáticas.

“La lectura es un refugio, nos ayuda a sanar y a desarrollar nuestra imaginación. Nos hemos esforzado este mes para que el libro y la lectura ocupen el sitial que se merece en las vidas de los estudiantes. Más aún durante la pandemia. En este proceso en el que no solo hemos fomentado la lectura, sino que también la escritura, nos hemos dado cuenta de que los estudiantes han podido transmitir sus ideas y sentimientos de una manera fantástica”, explica Cristian Ruiz, Bibliotecario del colegio Federico Ozanam de Puerto Montt.

Concursos literarios, tertulias, conversatorios, lecturas abiertas de capítulos de libros clásicos a través de plataformas virtuales, videos con recomendaciones de libros de estudiantes y profesores en las redes sociales, funciones de títeres y disfraces de personajes literarios, micro talleres de escritura creativa, una charla con escritores, talleres de fomento lector, reflexiones sobre libros que nos han marcado, propuestas literarias sobre el Chile que soñamos y escritura de poesías fueron algunas de las muchas actividades realizadas.