Profesores de la Red Educacional San Vicente de Paul se capacitan para potenciar la enseñanza a distancia

El programa busca  entrenar a los profesores en las herramientas de la plataforma Google Workspace para Educación, que facilitan la planificación y ejecución de clases online. 

Con el objetivo  entregar mejores herramientas para la realización de clases en formato online, el área de educación de la fundación implementó el “Programa de adopción digital”, para  enseñar a los docentes utilizar todas las aplicaciones de Google Workspace para Educación, plataforma con la han trabajado casi todos los colegios de la red desde el inicio de la pandemia. 

Aplicaciones como Classroom y Meet se han vuelto  fundamentales para continuar realizando clases. Aprender distintas herramientas para aprovechar al máximo sus potencialidades permitirá a los docentes mejorar la calidad de la enseñanza en un año en el que no se vislumbra claramente un retorno a las clases presenciales. 

“Decidimos realizar estos talleres para unificar la implementación de la plataforma en nuestros colegios, potenciando un uso más profesional de las herramientas y permitiendo una mejor experiencia tanto para nuestros alumnos como para nuestros profesores”, explica Pilar Illanes, Directora Académica de la Red Educacional San Vicente de Paul.   

Por medio de los módulos “Habilita tu aula digital con Google Classroom” y “Trabajo colaborativo y evaluación en entornos digitales”, 266 profesores de los 8 colegios que conforman la red ya han aprendido a usar a nivel experto las herramientas de  Classroom, Google Meet, Analytics, Data Studio y diversas extensiones para hacer clases más interactivas. 

Además desde Edvolution, agencia a cargo de las capacitaciones, se ofrece un acompañamiento virtual asincrónico para ayudar de manera personalizada a los profesores que presenten dificultades.

Para Loreto Díaz, profesora de educación básica del colegio San José de Renca, estos cursos han ayudado a ordenar y profesionalizar su teletrabajo, lo que le ha ahorrado tiempo en la planificación y realización de las clases. 

“Me ha servido para complementar el trabajo que estaba realizando de manera más autodidacta. Ahora, con la oportunidad que se nos dio en la Fundación, he podido aplicar a diario todo lo aprendido y con esto se me ha facilitado y ordenado en demasía mi trabajo como docente. Me permite tener información en la inmediatez y poder actuar en beneficio de mis alumnos de manera más rápida y efectiva. Creo que ha sido completamente beneficioso”, comenta.

De igual forma piensa Elizabeth Rebolledo, profesora de Lenguaje y Comunicación del Colegio Ozanam, a quien el manejo de estas herramientas digitales ha facilitado tanto el trabajo de planificación de las clases, que cuando vuelvan a clases presenciales las seguirá ocupando. 

“Me ha facilitado bastante el trabajo docente, sobre todo porque ayuda a gestionar y a planificar las actividades de aprendizaje de forma más eficiente y efectiva. Se economiza el tiempo y el papel utilizado. Desde el año pasado  uso las herramientas para realizar las clases, y las seguiré utilizando de forma presencial porque el trabajo se hace más fácil, rápido y eficiente”, comenta Elizabeth.

Respecto del recibimiento que tuvieron alumnos y apoderados a esta nueva forma de trabajar online, tanto Loreto como Elizabeth concuerdan que aunque al inicio había desconocimiento, la experiencia ha sido buena.

“El recibimiento por parte de apoderados y estudiantes ha sido positivo en tercer ciclo. Casi todos los estudiantes tienen acceso a internet y participan en las actividades. En segundo y primer ciclo ha sido más complejo, ya que los estudiantes son más pequeños y requieren de más apoyo de sus apoderados”, explica Elizabeth.

Los beneficios de estas herramientas también han generado un impacto positivo a nivel emocional. “Para los alumnos ha sido beneficioso en todos los sentidos, ya que al tener clases a través de las videollamadas podemos ir observando sus avances y dificultades. Además, podemos tener algún tipo de contacto y cercanía con los alumnos, lo que hace más ameno y llevadera la situación que estamos pasando, sacando por un momento a los niños del stress y angustia que se están viviendo en la mayoría de los hogares”, finaliza Loreto.