Red de hogares, promoviendo el
bienestar de los adultos mayores

Mantener a los adultos mayores activos, autónomos y saludables es uno de los objetivos principales de la red de hogares. Para lograrlo organiza diversas actividades y talleres para reactivar y fortalecer su condición física y cognitiva.

A través de la realización permanente de talleres dirigidos por diversos profesionales, la red de hogares busca mejorar la calidad de vida de todos sus residentes. A raíz de la emergencia sanitaria los equipos intensificaron esta tarea con el fin de fortalecer la salud física y mental de los adultos mayores, quienes son propensos a contraer enfermedades, ya que la avanzada edad conlleva el deterioro de su salud.

Francisco Cancino, Kinesiólogo hogar Cerro la Virgen de San Javier, explica que la realización de talleres y actividades de estimulación cognitiva, física y emocional les permite retrasar el proceso degenerativo natural del adulto mayor. “Nos encargamos de favorecer, estimular y motivar las actividades básicas de la vida diaria. También las específicas, de acuerdo a los intereses individuales de cada residente. Inicialmente hacemos una exhaustiva evaluación y control respiratorio logrando identificar tempranamente signos y síntomas que pudieran desencadenar complicaciones que afecten su salud. Existe un monitoreo constante y profesional para evitar cuadros de exacerbación en aquellos pacientes que padecen patologías crónicas como las enfermedades obstructivas respiratorias crónicas EPOC y asma, entre otros”.

Algunos de las principales iniciativas implementadas en la red de hogares son los talleres de sicomotricidad, que incluyen la realización de actividades físicas y rutinas de ejercicios, baile, manualidades, arte terapia, marcha activa, entre otros. A estos se suman los talleres de estimulación cognitiva como musicoterapia, memorice, manejo y uso de dinero, uso de nuevas tecnologías, juegos de mesa, huerta, reciclaje e incluso de relajación, entre otros.

Esperanza Saldaña, Terapeuta Ocupacional del hogar el Buen Samaritano, asegura que si bien estos permiten trabajar la coordinación, las habilidades de procesamiento, cognitivas, motoras, el trabajo en equipo, también buscan fomentar la importancia del disfrute del ocio y el tiempo libre de los residentes.

Por su parte, Francisco Cancino, destaca que con creatividad y simpleza se pueden lograr grandes avances, aprovechando los recursos que se tienen a mano. “Podemos organizar ejercicios de marcha y caminata en distintas superficies y terrenos planos, irregulares, estables inestables con y sin pendiente, favoreciendo y estimulando reacciones de equilibrio donde el cerebro y cerebelo coordinan constantemente un flujo de información que proviene de los ojos, músculos, tendones y oído interno. Algo tan simple como un paseo es un maravilloso estímulo que nutrirá y consolidará su sensación de estabilidad cuando están en movimiento”.

Esperanza Saldaña valora que las actividades terapéuticas ejecutadas estén enfocadas en mantener la funcionalidad de los adultos mayores desde lo cognitivo, motor, pero también desde el aspecto de fomentar la participación social. “En si todas estas actividades que se ejecutan, tienen un objetivo terapéutico que es mantener la funcionalidad, pero sobre todo buscamos mantener un ambiente acogedor, cálido y familiar para los residentes”.

Roberto Quijada, residente hogar El Buen Samaritano, destaca como una gran iniciativa que se preocupen de brindarles estabilidad con actividades innovadoras. “Los talleres son interesantes, ya que nos permiten trabajar la memoria y compartir con los demás residentes. Realmente son talleres muy creativos y entretenidos”.