Se reanudan los campos clínicos en la Red de Hogares San Vicente de Paul

Luego de casi dos años sin poder abrir nuestros hogares y residencias para la realización de prácticas profesionales, en el segundo semestre se reactivaron con fuerza los campos clínicos. En los últimos meses se han concretado nueve convenios con prestigiosas universidades, institutos y colegios técnico profesionales.   

“A través de los campos clínicos contamos con apoyo de estudiantes que están finalizando su formación profesional, además de sus docentes, quienes se incorporan a nuestros hogares y residencias, permitiéndonos contar con más profesionales de la salud para la atención de las personas mayores”, explica María Elena de Castro, Directora de la Red de Hogares San Vicente de Paul. 

Junto con mejorar la calidad de la atención a los residentes, uno de los objetivos de la fundación al abrir los campos clínicos es aportar a la formación de profesionales de la salud con más competencias para abordar los requerimientos y desafíos que implica la atención de este grupo etario. “Durante su paso por nuestros hogares y residencias, los profesionales que realizan sus prácticas se enriquecen con nuestra experiencia en la atención de las personas mayores,  lo que impactará en su desempeño profesional futuro”. 

Desde agosto se han concretado convenios con la Universidad de Los Andes, Universidad Santo Tomás, Universidad San Sebastián y Universidad Católica de la Santísima Concepción en Santiago, Iquique y Concepción, para la realización de prácticas de  Kinesiología, Terapia Ocupacional, Enfermería y Técnico en Enfermería.

También se han iniciado las prácticas de diversos colegios técnico profesionales que imparten las carreras de técnico en enfermería y cuidado de adulto mayor en Santiago, El Maule y Concepción.    

Los estudiantes comentan que la experiencia ha sido muy enriquecedora, ya que además de prepararlos para atender a las personas mayores, les ha permitido escuchar y aprender de sus historias de vida. 

“Los residentes que he tenido a cargo son súper colaboradores y agradecen mucho la terapia que les damos. Además, he notado que los cuidadores son súper tiernos y dedicados con ellos, lo que ayuda mucho a realizar las terapias”, comenta María José Ortiz, estudiante de kinesiología de la Universidad San Sebastián, quien realiza su práctica en el hogar Betania de Pudahuel .

Ignacia Orellana, practicante de técnico en enfermería en el Hogar El Buen Samaritano

Por su parte, Ignacia Orellana, estudiante del colegio polivalente San Sebastián de La Florida, comentó qué esta experiencia ha sido un gran aprendizaje. “(los adultos mayores) dan consejos sobre qué cosas realizar y cuáles no. Ha sido una bonita experiencia”.